20.10.09

Julieta Villalpando, la emperatriz de Coacalco






Pedro Díaz G.

En esta historia la protagonista huye.

Bajo su cobijo, un municipio, el de Coacalco de Berriozabal, en el estado de México, vivió tres de sus más desastrosos años. La ex alcaldesa que culminó su gestión el 17 de agosto de 2006, vacío inclusive la casa que habitó durante el último lustro. Verificó personalmente los últimos trámites de la mudanza y se fue. Es decir: se esfumó. Y nadie sabe de su ubicación, porque nadie, hasta el momento, la está buscando.

La panista Julieta Villalpando Riquelme fue para muchos una nueva especie de Emperatriz, lejos de un buen ejemplo de lo que es gobernar; sobretodo para el nuevo presidente municipal, el priísta David Sánchez Isidoro, a quien dejó, entre muchas otras anomalías y pendientes, una deuda pública de 217 millones de pesos, y otra a la Comisión de Aguas del estado, por 360 millones más.

Parecieran pintorescas las anécdotas que se sucedieron en los últimos
tiempos, en esos rumbos, pero no son sino un pequeño reflejo del poder
político utilizado indiscriminadamente a lo largo de muchos municipios en todo el país.

Prepotencia, aviadores, juicios laborales perdidos, mobiliario y
vehículos destruidos, arcas vacías y giros negros otorgados inclusive a sus
propios familiares, son apenas algunas de las joyas de ignominia de
esta funcionaria, a la que se le cuelgan también una serie de hechizos y brujería, de acuerdo con los fetiches encontrados en sus oficinas.

Nepotismo, adeudos, saqueo, ineficacia e inseguridad impidieron el crecimiento en el municipio, pero permitieron que sus gobernantes se enriquecieran de manera escandalosa.

No dejó en las arcas municipales ni para el pago del personal que labora en el Palacio Municipal, provocando, entre otras cosas, que los directores de área y coordinadores no cobrasen su sueldos las dos primeras quincenas de la nueva administración.

Ya fue despojada de su cargo en el Comité Directivo Estatal del PAN, pero sigue como militante de su partido. Ella fue todo el poder en esta trama en la que los ciudadanos siguen viviendo a merced de los caprichos de sus políticos.

* * *

Reveló su sucesor como presidente municipal de Coacalco, David Sánchez, que las anomalías cometidas en la administración anterior ya se están ventilando ante el Órgano Superior de Fiscalización del estado y para complementar los archivos la contraloría interna está citando a declarar a los posibles implicados.

Pero acaso el nombre de Julieta Villalpando Riquelme comenzó a mencionarse con más insistencia desde aquella tarde del 16 de noviembre cuando Alejandro Gamiño circulaba por las calles de Tepito en su camioneta Jeep. Al llamado del operativo policial, el hombre decidió emprender la huida, con nulo éxito; motocicletas le alcanzarían cuadras adelante y tras, ahora sí una feroz búsqueda, extrajeron del vehículo 62 envoltorios de cocaína, medio kilo de mariguana, un rifle AK-47 y hasta una báscula para pesar los gramos de droga. Ex diputado local del Partido Acción Nacional en el Estado de México en la LII legislatura, Gamiño fungió como secretario de relaciones del Comité Estatal del PAN y también fue alcalde en Coacalco entre 1997 y 2000.

En 2001 el Congreso mexiquense acusó a Gamiño Palacios de desviar 7 millones de pesos durante su gestión como edil de Coacalco. Sin embargo, la averiguación previa fue enviada a la reserva, debido a que la Contaduría General nunca turnó el dictamen contable que avalaba el quebranto a la administración municipal.

En 2003, la bailarina de un grupo musical acusó a Gamiño de violación, a punta de pistola. Denuncia (COA/II/924/2003) nunca ratificada, por lo que ni siquiera se integró el expediente. Alejandro Gamiño y José Manzur Chávez, quien ocupó la dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal durante el trienio del ex alcalde Alejandro Sánchez, fueron investigados por la PGR por delitos de secuestro, robo de autos y tráfico de drogas, de acuerdo con la averiguación previa PGR/SIEDO/UIEDC/001/2004.

Finalmente trasladado al Reclusorio Sur, se supo, en las primeras investigaciones que además era sobrino político de Julieta Villalpando.

Joyas finas vestidas de azul rey.

Eduardo Pérez Ventura, dirigente del Consejo Estatal de Organizaciones, hizo un llamado al Órgano Superior de Fiscalización y a la Contraloría estatal para que abrieran investigaciones contra Alejandro Gamiño, quien, aseguró, "durante nueve años ha creado un cacicazgo sustentado en el control del gobierno municipal, que actualmente detenta su sobrina política, Julieta Villalpando".

* * *

El viernes 25 de agosto, Luis Villalpando Mercado y Luis Villalpando Riquelme (padre y hermano de la ex alcaldesa), se preparan para una defensiva a ultranza. Se apostan en el interior del centro nocturno que administran, un sitio de nombre Amnesia, apertrechados con todas las intenciones de resistir cualquier ataque.

De poco les sirvieron las estrategias y sus alianzas con 25 de los empleados del lugar: electrificar la reja, la puerta principal y las inmediaciones del negocio, o lanzar piedras y botellas contra los cuerpos policíacos no les funciona; nada consiguen.

El actuario Santiago Miguel Juárez Leocadio y 60 elementos de la policía estatal son demasiados para los Villalpando, en esta pequeña batalla, sobre todo tomando en cuenta que la presidente municipal a estas alturas tenía una semana de haber huido y el poder le fue heredado a un priísta.

Juárez Leocadio inclusive informa que en la trifulca se escuchan
detonaciones de arma de fuego, pero no se encontraron casquillos en el lugar.

Los ejecutores de la orden judicial 669/2005 que emitió el Juzgado Quinto de lo Civil con sede en Coacalco, tienen la fuerza y la razón. Desde hacía dos años, Luis Villalpando Riquelme arrendó a un particular, José Luis Reyes Márquez, el inmueble a un costado de la vía José López Portillo para instalar Amnesia; pero nunca le pagó los 25 mil pesos mensuales acordados en el contrato de arrendamiento.

El resultado: detenidos padre y hermano, junto con sus 25 empleados, por elementos de las policías municipal y estatal.

En tres ocasiones el juzgado Quinto de lo Civil con sede en Tultepec,
ordenó al hermano incómodo que restituyera el inmueble a
su legítimo propietario y pagara el adeudo, que ascendió a 3 millones
de pesos, por concepto del arrendamiento y gastos y costos generados
por los recursos jurídicos. No lo hizo, por supuesto.

En su gestión, la presidenta municipal habría autorizado la
apertura de 25 "giros negros", con licencias turbias que fueron expedidas por la Dirección de Gobernación Municipal 2003-2006. En cuatro casos los papeles están desaparecidos. O nunca existieron.

Su padre fue además el concesionario para instalar una feria alternativa a la tradicional que organizan desde siempre los nativos del municipio, y convertida desde el 2002 en uno más de los negocios Villalpando.

Otros datos familiares: Luis Villalpando Mercado estuvo detenido en Tamaulipas ocho años atrás, acusado de narcotráfico.

Al final de esta historia, su hermano, Luis Villalpando Riquelme, deja de ser el dueño de Amnesia, un lugar en donde presuntamente se comerciaba droga al menudeo, con la complicidad de las autoridades judiciales.

* * *

Pero también hay una parte oscura de la herencia: oficinas llenas de fetiches, platos con cera derretida, cráneos de animales y cruces de piedra utilizadas en la práctica de la brujería, encontradas en áreas como Desarrollo Social, el DIF, Tesorería y la Secretaría del Ayuntamiento.

Algunos, encontrados en cajones de escritorios o enterrados en macetas, platos con monedas o cruces con cera derretida, o de piedra, utilizadas en la santería. En el DIF, cráneos animales y, el mismo día de la entrega de oficinas, vísceras utilizadas la noche anterior en una misa negra, de acuerdo con versiones de algunos trabajadores, lo que les hace suponer la práctica de rituales por parte de algunos ex funcionarios panistas.

* * *

En abril de 2005 la Compañía de Luz y Fuerza divulgó que la administración panista en Coacalco comandada por Villalpando "no solo hace uso de la energía eléctrica sin pagar por ella; sino que utilizó la fuerza pública para impedir que los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro suspendieran el suministro del fluido eléctrico que abastecen a tres pozos, por lo que la paraestatal presentó ante el Ministerio Público las denuncias penales por abuso de autoridad y oposición a la ejecución de una obra pública contra quien resulte responsable, según consta en el acta COA/III/1281/2005".

* * *

El pasado 20 de septiembre, el alcalde David Sánchez Isidoro informó a los ciudadanos, en la plaza pública principal, el estado de la alcaldía. Ahí dio a conocer que heredó "un ayuntamiento endeudado y en bancarrota". Expuso que al momento la deuda pública del gobierno de Coacalco asciende a $217 millones y en la Tesorería municipal "sólo nos entregaron" ocho millones de pesos.

En el organismo descentralizado del agua, la situación es "más
crítica", pues ahí el pasivo público es de 360 millones de pesos, ya que desde 2004 no se pagaron obligaciones fiscales a varias instituciones y
prestadores de servicios.

Además, la administración local está obligada a pagar casi 2 millones por despidos de personal entre 2004 y principios de este año. En el DIF municipal el área jurídica de ese organismo heredó 104 expedientes sobre problemas familiares diversos, de los cuales 88 fueron abandonados en archivos. La dependencia municipal enfrenta además una deuda pública de más de 6 millones; de los cuales 5, 500 mil corresponden a cuotas al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y municipios, que no se pagaron durante este año.

En cuanto a la seguridad pública, para atender una población de 600 mil habitantes Coacalco de Berriozabal sólo cuenta con 339 policías; 10 patrullas, dos de ellas descompuestas, y otras tantas con motores reportados como robados; y de las 40 motocicletas en el inventario, 33 no funcionan.


Debido a esto, los elementos de Tránsito dan vialidad en motocicletas particulares. En lugar de estar pintadas con el tradicional blanco y azul panista, en las vialidades circulaban motocicletas blancas o negras conducidas por los elementos de Tránsito.

* * *

Historias de familia. Con nueve años controlando el poder político, las familias entran en una franca guerra que se ha dirimido inclusive en tribunales. En enero, Darwin Renán Eslava Gamiño, sobrino de Alejandro Gamiño Palacios, fue detenido por la Procuraduría mexiquense por presunta extorsión a Julieta Villalpando.

Pero extorsionadora resultó ella.

El entonces procurador estatal, Alfonso Navarrete Prida, expuso en una primera versión que el autor intelectual de la extorsión fue Alejandro Gamiño, quien a cambio de no ventilar un video y fotografías donde aparece la alcaldesa, "en actos delicados de la vida privada", exigía la cantidad de 2.5 millones de pesos, a través de su sobrino.

No obstante, fue detenida en el Distrito Federal presuntamente por extorsionar al propio Alejandro Gamiño Palacios, con la amenaza de acusar a Darwin Renán por delitos contra la salud.

Al momento de ser detenida, encontraron en su poder dos cheques de la cuenta de Alejandro Gamiño Palacios. Uno por dos millones de pesos en favor de Julieta Villalpando Riquelme y otro en blanco: ni cantidad ni beneficiario.

Tras las investigaciones realizadas por la PGJDF se conoce que ella obtuvo de Gamiño Palacios, además, tres terrenos ubicados en el Parque Industrial Coacalco. Por extorsión, fue detenida en el Reclusorio Sur del Distrito Federal y liberada varias horas después, tras pagar una multa de 13 mil pesos.

Por supuesto, la edil de inmediato lo niega en conferencia de prensa.

* * *

Entre las narraciones de cuchara grande no puede dejar de mencionarse el capítulo Coacalco: servidores públicos de primer nivel se autorizaron en el periodo de enero a agosto de este año, "gratificaciones especiales" que sumaron 23 millones de pesos. Se detectó una lista de por lo menos 50 personas que "cobraron sin trabajar" en el gobierno y 49 más en el organismo del agua. La nueva administración detectó más de cien aviadores y plazas con salarios excesivos.

* * *

En mayo pasado, José Aguilar Miranda, miembro de la Comisión Estatal del Partido del Trabajo, acusó a familiares y allegados de la alcaldesa de querer apropiarse de 60 terrenos de bien común de las comunidades.

El dirigente partidista culpó directamente al padre de la presidenta municipal de apoderarse de varios terrenos mediante el pago de los impuestos municipales para posteriormente escriturar.

Pero no paran aquí las irregularidades; regidores del PRD, PAN y PRI en el cabildo de Coacalco solicitaron a la Contraloría del estado de México que investigue presuntas obras públicas falsas, así como irregularidades en contrataciones y finanzas en que habría incurrido la presidenta municipal panista.

* * *

Los primeros días de 2006 ya pintaban grises para Julieta Villalpando y sus colaboradores.

Mientras ella extendía por su propia decisión sus vacaciones decembrinas, del 2 al 6 de enero, los trabajadores del municipio se organizaban para quejarse por no haber recibido aguinaldos. Alrededor de 600 empleados tuvieron que esperar su regreso, durante dos semanas de protestas, pero finalmente los empleados del ayuntamiento, entre ellos policías y bomberos, recibieron su dinero.

"No aguantamos los abusos de la alcaldesa", señaló el regidor Juan López Ortiz, del PRD, quien añadió que ediles del PAN y PRI solicitarían al cabildo que se audite a la Tesorería municipal, ya que el pago de salarios y aguinaldo de los empleados del ayuntamiento estaba contenido en el presupuesto del 2005, y dudaban de un mal manejo del erario público.

Un culpable tenía a la mano: su tesorero Luis Manuel Solano Urbán, a quien responsabilizó del retraso pidiéndole además su renuncia.

Juan López Ortiz, decimosegundo regidor del PRD y Jacqueline Godínez segunda regidora del PAN, afirmaron que debido a la presunción de los malos manejos financieros ejercidos por el tesorero y la alcaldesa, el cabildo decidió solicitar a la Contraloría del Poder Legislativo y a la Secretaría de la Contraloría del gobierno estatal, se revisen exhaustivamente las cuentas públicas, pues existe la sospecha de que los recursos del ayuntamiento fueron a parar a la campaña de Rubén Mendoza Ayala, en sus vanas aspiraciones a la gobernatura mexiquense.

* * *

El nepotismo azul: fueron mismos militantes del Partido Acción Nacional en el municipio quienes acusaron que la planilla del PAN para el ayuntamiento de Coacalco en su gestión 2006-2009 no sólo estaba encabezada por Carlos Chávez Lobato, candidato a alcalde y esposo de Virginia Villalpando Riquelme, hermana de la alcaldesa, sino que además participaban otros familiares de la munícipe.

La candidata a segunda regidora era Cristina Cárdenas Galindo, madre de Gilberto Gamiño Cárdenas, esposo de Julieta y sobrino de Alejandro Gamiño Palacios, el preso por posesión de drogas y portación de arma de fuego.

Ante la presión de los panistas, a última hora se canceló la candidatura de Chávez Lobato a la alcaldía, por su relación familiar con Villalpando. Poco éxito panista: el electorado votaría por el PRI el día de todos-a-las- urnas.

* * *

Durante esta gestión la emperatriz tuvo aliados incómodos. Por ejemplo, el descontento de la población contra el jefe de policía y tránsito del municipio, Benito Juárez, al que sus subordinados acusaron de malos tratos, despotismo, nepotismo y enriquecimiento inexplicable.

No le preocupaban las críticas; el jefe policiaco solía responder: "A mí no me hacen nada, porque yo sí tengo madrina… y se llama Julieta".

Y efectivamente. Nada nunca le hicieron.

* * *

Los conductores y transeúntes, todos, desconocían a Chávez Lobato hasta que miles de dípticos a color, bardas pintadas y todo tipo de propaganda se apropió de sus sentidos. Pero sin presencia política entre la militancia panista, y entre la población, no contaba con el perfil para ocupar la presidencia municipal.

Nueve años dirigido al municipio por personas que han incursionado en la política de manera improvisada, el grupo en el poder consideró atravesar un momento de suerte y continuarían como jerarcas.

Pero no.

En el PAN la lucha por las alcaldías y diputaciones se da entre dos o tres grupos antagónicos, que en su mayoría lo representan familias que se reparten tantos cargos públicos como les es posible.

Pero a la caída del líder Alejandro Gamiño, el grupo que comandaba se desmorona y la debacle del panismo se hace evidente e inevitable.

Más: las auditorias que realizó el Congreso estatal arrojaron infinidad de observaciones e irregularidades como la falta de comprobación de gastos por más de 110 millones de pesos, recursos que fueron restituidos y otros tipo de anomalías se dieron durante la administración de tres alcaldes panistas: Alejandro Sánchez-Alejandro Gamiño-Julieta Villalpando.

Militantes y grupos panistas en la lucha por el poder se han hecho tantas acusaciones mutuas, que han dejado al descubierto la mayor parte de corruptelas y abusos de poder que se conocen.

* * *

Más historias de familia: Gilberto Gamiño Cárdenas, esposo de Villalpando, a través de la empresa Megón Constructores ganó la licitación para la construcción de líneas hidráulicas, perforación y equipamiento de varios pozos de agua potable, por el orden de los 29 millones de pesos. Y era encargado de surtir insumos al ayuntamiento con empresas fantasmas o de prestanombres, entre ellos el de su nana.

Cristina Gamiño Cárdenas era encargada de lavar el dinero que por adquisiciones "legales" realizaba la administración mediante otra empresa.

Julieta Villalpando llegó al PAN en 1998, apoyada por el grupo que había conformado Alejandro Gamiño durante su gestión como alcalde, de 1997 a 2000, que apoyó para la alcaldía a uno de sus integrantes, Alejandro Sánchez, quien gobernó de 2000 a 2003.

Casada con el sobrino de Alejandro Gamiño, consiguió el respaldo del grupo para convertirse en edil.

Gilberto Gamiño Cárdenas, esposo de la alcaldesa y ex presidente del consejo directivo del Sistema de Agua Potable de Coacalco, fue exhibido públicamente en octubre de 2005 en un video en el ofrecía cargos públicos a cambio votos para él, para dirigir el comité municipal panista.

* * *

En marzo de 2006 seguía la debacle del imperio Villalpando. La Procuraduría General de la República encontró elementos para investigar al "Cártel de Coacalco", y a una red de personas que presuntamente involucradas. Figuran en la relación de presuntos responsables, el candidato a la propia alcaldía de Coacalco, Israel Gallardo y allegados a la alcaldesa.

De acuerdo con la averiguación previa FXII/XOC-1/T1/338/06-02 de la Procuraduría del Distrito Federal la entonces presidenta municipal no era extorsionada sólo por un video íntimo, sino por que sabía todo lo que realizaba su tío e, incluso participaba en sus negocios.

El ex procurador Alfonso Navarrete Prida informó que la alcaldesa era muy incisiva en denunciar a policías que extorsionaban "tienditas", pero en realidad lo que pretendía era el control de ellas.

* * *

El pasado viernes 20 de octubre, el nuevo alcalde David Sánchez Isidoro anunció que las autoridades de Coacalco citarán a la ex alcaldesa para que responda por las irregularidades detectadas durante su administración.

Pero nada concreto.

Hasta el momento sólo se intuye que radica en Estados Unidos. Que es millonaria; que no volverá. Simples rumores.

Prepotencia, aviadores, juicios laborales perdidos, mobiliario y
vehículos destruidos, arcas vacías, giros negros, nepotismo, adeudos, saqueo, ineficacia, obras falsas o mal construidas…

Tres días antes de entregar el cargo al nuevo presidente municipal, la edil desapareció. Vacío su casa y no se presentó para ceder la presidencia municipal, el 17 de agosto, situación que nunca había sucedido en Coacalco.

Juan Carlos Núñez Armas, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional, sí acusa a los ex presidentes municipales de Coacalco, Alejandro Gamiño y Julieta Villalpando de afectar al PAN con sus escándalos personales.

"Imagina, un ex alcalde encarcelado y el siguiente (Julieta Villalpando) fue sancionada por sus jugosos salarios, dime si no salió afectado el partido”, preguntó el panista.

Sí, parecerían pintorescas las anécdotas. Pero son apenas una muestra de la actuación de decenas de personajes que, como Julieta Villalpando Riquelme, son todo el poder en la trama donde los ciudadanos pierden siempre ante los caprichos políticos.

Y de ella nadie sabe su paradero porque ninguna autoridad, en realidad, la está buscando.





.

1 comentario:

Raul dijo...

Muy buena historia.
Ahora sigue la de David Sánchez, por favor, igual con pelos y señales.
me gustaria saber
¿Cuánto le costó su campaña? (fue un derroche insultante)
¿Con que grupos se comprometió y que les ofreció para llegar al poder?
¿Porqué en Coacalco no hay obra pública? (anuncian obras que no se han realizado)
¿Es cierto que los tianguistas son extorsionados para pagar su campaña? (Ellos dicen que son presionados)
¿Porqué los predios de la Unidad San Rafael fueron vendidos a particulares y bardeados para ponerlos a la venta?
hay mucho que escribir.
saludos y suerte